La empresa Colivie se dedica a la confección de elásticos para la industria de la indumentaria.

El desarrollo en esta empresa fue el área de producción y materia prima.

El seguimiento de la producción se realiza a través de los cajones, que es el medio físico en donde se mueve el elástico producido en los telares. Estos cajones van sufriendo cambios en el trayecto hasta el stock de producto terminado, pudiendo reducir o aumentar su contenido y cambiar sus características después del proceso de teñido.

Las etapas de producción están provistas de balanzas electrónicas que pesan los cajones y son capturadas por el sistema, ingresando el peso neto (descontado la tara) al sector correspondiente. A su vez se imprime una etiqueta que acompaña al cajón hasta que vuelva a ser utilizado.

Al final de toda la cadena de producción, el elástico se devana en conos y estos se pesan y etiquetan usando una balanza digital y una impresora de etiquetas conectadas a una PC donde el sistema permite el ingreso al depósito de producto terminado.